¿Qué son las bicicletas gravel?

Contenido del artículo

Las bicicletas de gravel están en este momento en pleno auge, puesto que la modalidad de ciclismo en que se utilizan ofrece una experiencia diferente a la de otras formas de ciclismo más tradicionales.

Hay que decir que estas bicicletas se diferencian de otros tipos en su geometría, la cual es similar a la de las bicicletas de carretera de gran fondo. Poseen un manillar curvo, pero difieren en que las ruedas y el cuadro han sido especialmente adaptados para su uso fuera de las carreteras de asfalto.

Esto las convierte en bicicletas ideales para montar fuera de carreteras llenas de tráfico. Lo mejor es que no importa si se trata de carreteras en mal estado, ya que incluso las pistas de grava y arena son una buena opción, lo que constituye una experiencia única.

Esto ha ocasionado que la popularidad de las bicicletas de gravel esté en un momento de plenitud que ha incrementado notablemente su demanda en las tiendas. Para las personas que disfrutan haciendo ciclismo, se trata de una oportunidad que no se pueden perder.

Ahora bien, hay que aclarar que el diseño de estas bicicletas también funciona bien con el asfalto. De hecho, lo usual es mezclar en los recorridos los senderos con el asfalto. Así es posible divertirse a través de una carretera, pero también en caminos recónditos. Esto las convierte en uno de los tipos de bicicletas más versátiles que existen.

Quizá te interese leer:  Fat bikes: conoce todos los secretos de esta bicicleta

¿Cuáles son los tipos de bicicletas de gravel?

Existen diferentes tipos de bicicletas gravel, de la misma manera que ocurre con otras categorías de bicis. Las características propias de cada tipo son las que determinan la clasificación.

Suspensión trasera

Así como ocurre con las bicis de otras modalidades, en el caso de las de gravel es común encontrar modelos con suspensión trasera. Ejemplos de esto son la bicicleta BMC URS.

Bicicleta de gravel BMC URS

Profundizando en las especificaciones de este tipo de modelos, se trata de una micro suspensión que no afecta negativamente la eficacia, sino que incluso la mejora, permitiendo que la bicicleta sea más fácil de manejar. Además, la hace mucho más cómoda, algo que resulta vital para disfrutar de los senderos de terreno irregular.

En ocasiones es posible encontrar algunas bicicletas que varían un poco con respecto a sus características técnicas. Por ejemplo, la Cannondale Topstone Carbon posee un sistema de suspensión trasera denominado Kingpin, el cual es exclusivo de la marca. Este destaca por mayor ligereza, optimización y sencillez, haciendo que montar dicha bicicleta sea algo sumamente placentero.

Doble suspensión

En el caso de los modelos de doble suspensión, existen ejemplos como Cannondale Topstone Carbon Lefty. Se trata de bicicletas que no solo poseen suspensión trasera, sino también delantera.

Quizá te interese leer:  Calentamiento para ciclistas: sigue estos pasos para pedalear sin riesgo

Plus

En el tipo plus se incluyen las bicis de gravel con neumáticos gruesos. Por lo general, poseen ruedas de 650b y no de 700 como otros modelos. Un buen ejemplo de este tipo de bicis es la 3T Exploro Max, la cual resalta por tener cubiertas de 57 mm.

Normalmente, las bicicletas de este tipo están especialmente enfocadas al offroad y no tanto a la carretera. Son la mejor opción para aquellas rutas de gravel que resultan muy desafiantes.

Eléctricas

Este tipo, el cual también está presente en bicicletas para otras modalidades, no podía faltar cuando se trata de los modelos de gravel. Básicamente, la característica definitoria de este equipo es que ofrecen asistencia para el pedaleo. Vienen bien cuando se harán rutas largas y se requiere energía extra.

A medida

Por último, hay que mencionar este tipo especial, el cual resalta por tratarse de bicis fabricadas de manera personalizada para adaptarse a una fisonomía en específico. Esto las convierte en bicicletas únicas en el mundo.

Deja un comentario

¡Suscríbete y recibe nuestros últimos artículos directamente en tu correo!