Circuito de ejercicios para hacer en la piscina y ponerte en forma

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El entrenamiento en piscina es uno de los más completos que existen. Además de ser una buena manera de practicar ejercicio en verano sin pasar calor, son ideales para tonificar, mejorar la resistencia y aumentar la fuerza corporal. Si quieres ponerte en forma este verano, toma nota del circuito de ejercicios para hacer en la piscina.

Circuito de ejercicios para hacer en la piscina

Hemos elaborado un circuito de ejercicios para hacer en la piscina que podrás hacer en unos 30 minutos aproximadamente. Aunque, como siempre, te aconsejamos que te tomes tu tiempo y vayas siempre a tu ritmo. Además, te recomendamos que entre ejercicios dejes unos segundos de descanso.

1. Camina y corre

Sitúate en un lugar de la piscina donde el agua te llegue más o menos por la cintura. Durante unos 2 minutos camina sin irte a una zona más o menos profunda. Este sencillo ejercicio te servirá para calentar.

Cuando sientas que has calentado y que han pasado unos 2 minutos, corre sin moverte del lugar. Tendrás que levantar las rodillas y mover los brazos  como si estuvieras corriendo. Deberás hacer este movimiento durante unos 3 minutos aproximadamente.

Caminar y correr en el agua, aunque te parezca un ejercicio muy sencillo y absurdo, te ayudará a activar el cuerpo a la vez que trabajas las piernas.

Cómo entrenar en el agua

2. Sentadillas

Después del calentamiento, empezamos el circuito de ejercicios para hacer en la piscina con unas sentadillas.

Hacer sentadillas en el agua es muy sencillo, de hecho tendrás que hacerlas tal y como las harías fuera del agua. Quédate en la zona en la que el agua que llegaba más o menos por la cintura y haz el movimiento tal y como lo harías normalmente. Tendrás que hacer unas 20 repeticiones.

Aunque las hagas en la piscina, asegúrate de no llevar las rodillas hacia adentro, de no doblar la espalda y de no elevar los talones.

3. Saltos

Esta vez tendrás que buscar una zona de la piscina en la que el agua te llegue más o menos al pecho. El ejercicio es muy sencillo, bastará con que realices los saltos impulsándote con ambas piernas a la vez. Cuando lo hagas, asegúrate de que primero se eleven los talones y las puntas de los pies sean lo último. Cuando caigas, apoya las plantas de los pies enteras. Tendrás que hacer la mayor cantidad de saltos durante 2 minutos.

4. Abdominales superiores e inferiores

Pasamos a dos ejercicios más complicados, los abdominales superiores y los abdominales inferiores.

Para hacer los abdominales superiores tendrás que sacar las piernas del agua y colocarlas en el borde de la piscina de tal manera que los glúteos toquen la pared. Después, coloca los brazos en el pecho o sobre la nuca, lo que te vaya mejor. Después haz los abdominales como los harías en el suelo. No tienes que llegar sumergir la cabeza bajo el agua. Tendrás que hacer unas 20 repeticiones.

Para los abdominales inferiores tendrás que apoyar la espalda en la pared de la piscina, en un lugar donde el agua te llegue al pecho aproximadamente, y colocar las manos en el borde. Eleva un poco tu cuerpo, de tal manera que los pies no toquen al suelo, y levanta las piernas, totalmente estiradas, hasta hacer un ángulo de 90 grados. Tendrás que hacer 20 repeticiones.

5. Burpees

Los burpees son el ejercicio de moda, ideales para trabajar los músculos de las piernas y de los brazos.

Tendrás que colocarte en una zona de la piscina en la que el agua te llegue más o menos al pecho. Aunque cuanto menos te cubra, más complicado será el ejercicio, por lo que puedes aumentar la dificultad según tus progresos. Mira hacia fuera la piscina, apoya las manos en el bordillo e intenta saltar fuera del agua, pero sin llegar a hacerlo. Haz todas las repeticiones que puedas durante, aproximadamente, 1 minuto.

Ejercicios para hacer en la piscina

6. Bicicleta

Con la bicicleta estamos llegando casi al final de la sesión de entrenamiento. Sin apoyar los pies en el suelo, pero sujetándote con las manos o brazos en el borde la piscina, haz con las piernas el movimiento de pedaleo. Hazlo durante 1 minuto y después cambia el sentido hacia el que giran los pies.

7. Descanso

Ahora toca relajar el cuerpo y para hacerlo no hay mejor manera que haciéndose el muerto. Estírate, relájate y deja que tu cuerpo flote en el agua. Mientras estás en esta posición, intenta llevar un control sobre tu respiración. Intenta aguantar en esta posición durante unos 5 minutos aproximadamente.

Ahora que ya tienes tu circuito de ejercicios para hacer en la piscina, te recomendamos que cojas también aquellos ejercicios que realizas normalmente fuera del agua durante tu entrenamiento e intentes adaptarlos para hacerlos bajo el agua. Verás que es muy sencillo hacerlo y enseguida notarás resultados, ya que en el agua el esfuerzo es siempre mayor.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario