Rutina de 10 minutos para cardio para incluir en tu día a día

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

¿Te imaginas que fuera posible conseguir tener un cuerpo espectacular con una rutina de diez minutos para cardio? Pues estás de enhorabuena, porque si tienes poco tiempo en tu día a día para ejercitar tus músculos y ponerte en forma, puedes conseguir grandes resultados igualmente. El exceso de trabajo, los niños, las reuniones y otras rutinas diarias nos alejan de lugares como los gimnasios en los que dar lo mejor de nosotros mismos. Sin embargo, poco a poco se ha ido descubriendo que no hace falta un espacio de estas características para poder dar lo mejor de uno mismo y alcanzar todas esas metas que nos proponemos cuando nos ponemos frente al espejo.

De este modo, solo hay que desempolvar el chándal y las zapatillas de deporte, y dejarlas a la vista para que nos recuerden que todos los días tenemos la oportunidad de superarnos a nosotros mismos. No hay nada como cruzar esos límites que un día llegamos a pensar que teníamos. Ya no hay excusa. Hacer deporte es posible en cualquier lugar y la mejoría que sentiremos a nivel físico y mental serán nuestra inspiración para seguir avanzando.

Rutina de diez minutos para cardio

Todos necesitamos un cambio de vez en cuando y este puede venir de la mano de una rutina de diez minutos para cardio. ¿Cómo pueden beneficiarnos diez minutos al día de actividad física? Es muy sencillo. El deporte nos aleja de los problemas rutinarios a los que nos enfrentamos cada día. Asimismo, cualquier complejo que podamos sentir a nivel físico se eliminará si somos constantes.

Por otro lado, sentiremos que somos capaces de proponernos una actividad y sacarla adelante. Aunque nos sorprenda, retarnos a nosotros mismos puede ser muy satisfactorio. Además, día tras día sentiremos que estamos llenos de vitalidad y que no hay nada que pueda con nosotros. Por ello, hoy mismo es un gran día para que te sientas con energía suficiente como para asumir que tus músculos necesitan movimiento constante y que puedes permitirte ofrecérselos. ¿Te animas?

Rutina de diez minutos para cardio

Para conseguir lo anterior es mejor empezar poco a poco. La razón es que muchas personas se rinden a causa de ponerse metas muy elevadas desde el principio. Por ello, empezar con propósitos más sencillos nos demostrará que podemos con ello y que, incluso, tenemos la posibilidad de aumentar el nivel. De esta manera, una rutina de diez minutos para cardio bastará para ir entrenándote.

¿Tendrás que aumentar este nivel con el paso del tiempo? No haría falta, a no ser que tu cuerpo te pida más y quieras dárselo. Eso sí, el ejercicio tiene que ser intenso si queremos ver realmente los resultados. Pero recuerda: es muy poco tiempo y puedes con ello. Así, conseguirás tonificar la musculatura y acelerar el corazón y el metabolismo para quemar grasas de manera diaria.

Salto a la comba

No, no se trata de un juego de niños, sino que es uno de los movimientos más recomendados para calentar todo el cuerpo, además de aumentar las pulsaciones desde que empezamos la actividad. Si tu cuerpo lo resiste, dedícale noventa segundos, alternando saltos lentos con saltos más rápidos cada quince segundos. Hay quien no se ve capaz de saltar a la comba, pero hasta en estos casos hay solución.

¿Cómo? Apostando por el salto sueco durante un minuto, aproximadamente. Para hacerlo tan solo tienes que colocarte de pie, totalmente recto, y dar saltos en el sitio, sin moverte. Te recomendamos que, además de lo anterior, abras las piernas lateralmente. Asimismo, si mueves los brazos arriba y abajo la quema de grasas se multiplicará.

Flexiones

Después de saltar a la comba, apuesta por las flexiones. Para realizarlas, túmbate boca abajo. Ahora, apoya las manos y las puntas de los pies en el suelo. Tanto los brazos como el cuerpo tienen que estar completamente rectos, como si fueras una tabla desde la cabeza a los pies. En este punto, doblando los codos, tienes que empezar a descender hasta que tu pecho se quede a unos centímetros del suelo. Cuanto más bajes, más harás trabajar a tu cuerpo. Cuando veas que no puedes más, debes recuperar la posición inicial. Lleva a cabo todas las repeticiones posibles en 45 segundos. Con el paso del tiempo este número aumentará.

Sentadillas

Toda persona que quiera quemar la grasa de su organismo tiene que centrarse en trabajar aquellos músculos de mayor tamaño que posee el cuerpo. Uno de ellos son los cuádriceps. Cuanto más músculo se quiera crear, más calorías se deben consumir a lo largo del día. De este modo, las sentadillas son un gran ejercicio para trabajar esta zona.

Colócate recto, con los pies apoyados en el suelo y con una distancia entre ellos como la de los hombros. Ahora, tienes que hacer bajar los glúteos, como si fueras a sentarte en una silla pero con la espalda completamente recta. Cuando las piernas estén en una posición de 90 grados, es momento de ascender de nuevo para recuperar la posición inicial. Haz todas las repeticiones que puedas durante treinta segundos.

Tríceps

Los brazos son una parte del cuerpo de la que jamás nos podemos olvidar. Por ello, hay que entrenarlos con distintos ejercicios para activar todos los músculos. Prestar atención a los tríceps es imprescindible en un entrenamiento bien hecho. De esta manera, colócate de espaldas y apoya las manos en un banco o en una silla. Estira las piernas, alejando los pies del mueble en el que estás apoyado todo lo que puedas. En un primer momento, tienes que mantener los brazos erguidos. A continuación, es momento de descender lentamente para, a continuación, ascender mediante un impulso rápido. Tienes que hacer todas las repeticiones que puedas durante treinta segundos.

Abdominales

¿A quién no le gusta presumir de unos abdominales perfectos? Marcar esa “tableta” que se encuentran en nuestro abdomen es el sueño de muchos. Pero, para conseguirlo, hay que esforzarse de manera constante. Solo así conseguirás tu objetivo. Por ello, en este punto del entrenamiento siéntate en el suelo, boca arriba. Tienes que apoyar en él las plantas de los pies y doblar bien las rodillas.

Coloca las manos sobre tu nunca o en el pecho y apoya la cabeza en el suelo. Ahora, tienes que ascender acercando tu boca a las rodillas, notando la tensión en tu abdomen en casa subida. Las variaciones son muy distintas. Hay quien vuelve a apoyar la espalda en el suelo mientras que otros se quedan a medio camino del descenso. Repite este movimiento doce veces.

Burpees

Los burpees son uno de los ejercicios más completos que existen, en el que se fusionan la resistencia, la fuerza y la actividad anaeróbica. Dependiendo de tu energía, podrás elegir hacerlos más o menos rápidos, de lo que dependerá el número de repeticiones. Para llevarlo a cabo, es necesario colocarte de pie y agacharte hasta ponerte de cuclillas, apoyando las manos en el suelo. Ahora, dando un salto, echa los pies para atrás, quedando en una posición de plancha. De otro salto, vuelve a la posición de cuclillas y, de nuevo, salta de forma vertical para volver a la posición inicial. Haz todas las repeticiones que puedas durante minuto.

Repite esta rutina hasta cumplir los diez minutos. Te sorprenderá lo que en poco tiempo puedes llegar a conseguir.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario