Los 7 músculos que más olvidas entrenar y por qué debes corregirlo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Los músculos que se ven a primera vista como los abdominales, los bíceps o los cuádriceps son los que se llevan toda la atención en las sesiones de entrenamiento porque, generalmente, nos interesa trabajarlos para poder lucirlos. Pero lo cierto es que todos estos músculos no serían nada sin el apoyo de los estabilizadores más pequeños y de otros muchos músculos que no podemos ver, pero que son igualmente importantes para la definición. Por eso, en este artículo queremos contarte cuáles son los músculos que más olvidas entrenar para que a partir de ahora empieces a hacerlo y consigas un cuerpo perfecto y equilibrado de verdad.

¿Por qué es importante entrenar los músculos que no se ven?

No trabajar los músculos que más olvidas entrenar es un gran error. Los expertos en salud avisan: si los ignoras, a largo plazo pagarás el precio. ¿El coste? Lesionarte. Al hacer un sobreesfuerzo para aumentar la masa muscular de los músculos grandes, que no trabajan solos, podemos forzar más de la cuenta los pequeños. Es importante que los ejercicios encaminados a trabajar estos músculos no sean demasiado agresivos. Lo ideal es realizar 2 o 3 ejercicios de 3 o 4 series con un peso menor que para músculos más grandes.

Estos son los músculos que más olvidas entrenar: ¡Dales caña en tu próximo entrenamiento!

Manguito rotador

Tener unos deltoides del tamaño de un pomelo no te servirá de mucho si sufres un desgarro en el manguito rotador, uno de los músculos que más olvidamos entrenar. El manguito rotador es un grupo de cuatro músculos que literalmente forman un «manguito» para estabilizar la articulación del hombro. Si lo lesionas, restringirás tu rango de movimiento, haciendo que los movimientos por encima de la cabeza sean dolorosos.

Musculo erector de la columna

Seguro que trabajas la parte superior de tu espalda en tus rutinas de entrenamiento, pero también es muy probable que estés descuidando los músculos que te mantienen erguido. El músculo erector de la columna lo forman un conjunto de músculos pequeños y tendones que se extienden a lo largo de la parte inferior, media y superior de la espalda. Si tienes no trabajas este grupo de erectores a conciencia y los tienes débiles, tendrás una mala postura durante tus entrenamientos que puede llevar a dolores de espalda y lesiones deportivas.

músculos que más olvidas entrenar en los brazos

Los extensores del antebrazo

Nuestros antebrazos son uno de los músculos más utilizados (y a veces sobreutilizados) de nuestro cuerpo. Ya sea escribiendo repetidamente o haciendo actividades intensivas como la escalada en roca o el levantamiento de pesas, esos pobres músculos experimentan mucha fatiga y pueden desarrollar lesiones si no se les cuida adecuadamente. Mantener un equilibrio saludable en el desarrollo de los músculos de todo el antebrazo es crucial para evitar lesiones y reducir el dolor muscular y articular.

Glúteo medio y mínimo

Pocos músculos reciben tanta atención como el gluteus maximus, y sin embargo no podría alcanzar todo su potencial sin estos dos ayudantes menos conocidos, que sirven para estabilizar la pelvis, especialmente cuando se está de pie sobre una pierna. Son vitales para cualquier desempeño atlético y cruciales para caminar y subir escaleras. Además, cuando están tonificados, levantan los glúteos.

Músculo tibial anterior

¿Ha sufrido alguna vez dolor en las espinillas? Si es así, atiende: debes fortalecer el músculo tibial anterior, que es uno de los músculos que más olvidas entrenar. El tibialis anterior se extiende a lo largo de la parte inferior de la pierna, junto al hueso de la espinilla, y juega un papel importante en la capacidad de andar y correr correctamente, tanto en largas distancias tipo ultramaratones, como en esprints y movimientos mas explosivos.

Oblicuos

Si no trabajas estos músculos, olvídate de tu objetivo de conseguir una tableta de chocolate bien definida por más que hagas cientos de abdominales. Los oblicuos incluyen los oblicuos externos e internos, que se cruzan diagonalmente desde la parte inferior de tu caja torácica hasta el área púbica. Funcionalmente, los oblicuos te mantienen estable en una posición vertical y son importantes para la estabilidad

Tendones de la corva

Los tendones de la corva cruzan las articulaciones de la cadera y de la rodilla, y están formados por tres músculos principales: el bíceps femoral, el semitendinoso y el semimembranoso, que se extienden desde los huesos de la cadera hasta las rodillas. Dado que estos músculos cruzan las articulaciones de la rodilla y la cadera, no debería sorprender que jueguen un papel importante en el movimiento de ambos grupos de articulaciones. Los músculos trabajan en pares, por lo que la debilidad de los isquiotibiales y los tendones de la corva deja a los cuádriceps como únicos responsables de la estabilización de las rodillas y las caderas, lo que provoca desequilibrios que pueden hacerte vulnerable a diversas lesiones, como desgarros de ligamentos, dolor de espalda y dolor de rodilla.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

1 comentario en «Los 7 músculos que más olvidas entrenar y por qué debes corregirlo»

Deja un comentario