Rutina con TRX para glúteos y parte inferior del cuerpo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

El entrenamiento TRX es ideal para mantenerse en forma y perder peso. Con este dispositivo se pueden trabajar diferentes partes del cuerpo. En este artículo nos vamos a centrar en una rutina con TRX para glúteos.

Mejora tu entrenamiento con esta rutina con TRX para glúteos

Uno de los grandes beneficios de hacer una rutina con TRX para glúteos es que este sistema aporta estabilidad al ejercicio, para que puedas realizar cada repetición de forma más cómoda. Cuando sujetas las asas del TRX, también reduces el peso que soportan las piernas, lo que puede ayudarte a realizar más repeticiones durante los ejercicios de equilibrio y reducir el impacto durante los saltos. Te mostramos algunos de los ejercicios más eficaces para entrenar con esta rutina con TRX para glúteos.

ejercicios rutina con TRX para glúteos

Zancada con TRX

Esta es probablemente uno de los mejores ejercicios que puedes incluir en tu rutina TRX para glúteos. Dado que uno de tus pies debe estar dentro de una de las asas de la correa TRX, hay una pequeña cantidad de peso constante que la pierna trasera debe soportar, lo que permite hacer un movimiento mucho más suave en la pierna delantera. De esta forma, los cuádriceps y los glúteos tienen que controlar el movimiento durante todo el ejercicio. También vale la pena señalar que el TRX no aumenta la estabilidad en este ejercicio.

Si quieres graduar aún más la intensidad de este ejercicio, cuanto más lejos estés del punto de suspensión, más estable y gradual será el movimiento.

Haz 4 series de 12 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Zancada con salto en TRX

Ningún ejercicio pliométrico trabaja los glúteos como las zancadas con salto. Desafortunadamente, este ejercicio de alto impacto también puede ser duro para las rodillas. Usa las asas del TRX para ayudar a controlar el movimiento y reducir el impacto al bajar. Mantén el torso erguido y los hombros hacia atrás y lleva la pierna delantera hacia adelante para que la rodilla delantera quede detrás de los dedos de los pies.

Haz 3 series de 10 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Peso muerto rumano con una pierna en TRX

El peso muerto rumano es otro de los mejores ejercicios que puedes incluir en una rutina con TRX para glúteos.

Usa los mangos del TRX para ayudarte a mantener el equilibrio mientras realizas este ejercicio para trabajar en la alineación y flexibilidad de tu cuerpo. Una combinación de flexores e isquiotibiales tensos junto con una espalda baja y glúteos con poca fuerza lleva a muchas personas a realizar mal la técnica de este ejercicio; Abre bien las caderas y dobla en un ángulo de 90 grados la espalda baja para hacer este movimiento de forma correcta.

Haz 3 series de 12 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Sentadilla y zancada con una pierna en TRX

Este ejercicio combinado se enfoca en los cuádriceps y los glúteos desde ángulos alternos en cada repetición, trabajando varios grupos musculares. Además, también requiere mucho equilibrio.

Mientras te balanceas sobre una pierna durante todo el ejercicio y usas las asas del TRX como apoyo, haz una sentadilla con una sola pierna y luego lleva la pierna levantada hacia atrás, haciendo una zancada inversa.

Haz 3 series de 10 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Salto con una pierna en TRX

El salto con una sola pierna en TRX es otro de los mejores ejercicios cardiovasculares para incluir en una rutina con TRX para glúteos. Este ejercicio trabaja intensamente las piernas y consiste en balancearte sobre una pierna durante todo el movimiento sin tener que poner la otra pierna hacia abajo. Este ejercicio pondrá a prueba tu estabilidad gracias al trabajo de las caderas y los glúteos.

Haz 3 series de 10 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Flexiones de isquiotibiales con TRX

Las flexiones de isquiotibiales son un gran complemento para ejercicios como el peso muerto rumano. Realiza este ejercicio lentamente cuando lo vayas a hacer por primera vez, porque es más difícil de lo que parece. Empieza con la modificación más sencilla y aumenta gradualmente la intensidad.

Como sugerencia para realizar este movimiento, al comenzar, no levantes las caderas mientras vas bajando hacia al suelo ayudándote de las piernas. Así te será más fácil.

Haz 4 series de 12 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Saltos con sentadillas en TRX

Este ejercicio cardiovascular mejora la potencia de los glúteos y cuádriceps y tiene un impacto menor que las zancadas con salto. Los mangos del TRX permiten que este ejercicio sea menos intenso, por lo que puedes dar el salto simplemente poniéndote de puntillas y manteniendo un ritmo rápido. Especialmente tienes que centrarte en controlar el impulso de tu cuerpo.

Haz 3 series de 12 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Sentadilla en TRX con una pierna

Las correas TRX te ayudarán a mantener el equilibrio durante este ejercicio, para que puedas realizarlo con la técnica correcta y concentrarte mejor en controlar los movimientos. El uso del las bandas de suspensión TRX te permite trabajar con variaciones más difíciles, por ejemplo, usando una pelota BOSU.

Haz 3 series de 12 repeticiones, con descansos de 60 segundos después de cada serie.

Intenta realizar esta rutina con TRX para glúteos dos o tres veces a la semana. Al principio debes ir despacio para sentir cada ejercicio y encontrar lo que mejor funcione para ti, en lo que se refiere a longitud de la correa TRX y al lugar en el que instalarlo para sentirte lo más cómodo posible.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario