La mejor herramienta contra el estrés podría ser reír a diario

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Se trata de un hecho real, aunque nos cueste creerlo: reír a diario alivia el estrés. Es más, tiene otros muchos beneficios. De este modo nació la risoterapia. Con el fin de que comprendas los motivos y cómo debes actuar en cada jornada para sentirte mejor, a lo largo de este artículo te lo explicamos todo.

¿Por qué reír a diario?

¿Te imaginas tener la solución a multitud de problemas en tu propio cuerpo? Pues, aunque te sorprenda, es así. Se ha demostrado que reír a diario tiene muchos beneficios. Si quieres conocerlos, te los describimos a continuación.

Reduce el estrés

Muchas veces nos cuesta reírnos a carcajadas, dejarnos llevar. Acumulamos demasiado estrés día tras día y apenas tenemos tiempo para atender las cosas realmente importantes, esas que nos hacen sentir bien. Ahora, se ha demostrado que este pequeño gesto que nos puede provocar un familiar, una película o un buen libro, por ejemplo, nos ayuda a reducir el estrés,. Por lo tanto, deberíamos llevarlo a cabo de forma natural, pensando, aunque sea, exclusivamente en nuestro propio beneficio.

Las razones son varias. Entre ellas se encuentra que reduce las hormonas como el cortisol. Estas están ligadas con el insomnio, la ansiedad y el estrés. Por otro lado, reír a diario aumenta la proliferación de células que producen anticuerpos y las endorfinas.

Cuando una persona se ríe, lo que consigue es liberar energía acumulada. Es por esta razón por la que en muchas ocasiones se dice la frase “no sé si reír o llorar”, ya que el objetivo de ambas acciones es el mismo: desahogarnos y sentirnos mejor. Concretamente, al reírnos movemos muchos músculos y, también, hacemos trabajar a los pulmones de un modo diferente al que están acostumbrados. Por ello, conseguimos que la presión de nuestro cuerpo se reduzca, sobre todo en zonas como los hombros, la espalda y la mandíbula.

Reduce los problemas

Reír a diario tiene otros beneficios además de los descritos anteriormente. Por ejemplo, nos ayuda a aislarnos de nuestros problemas rutinarios, incluso de aquellos que más nos preocupan. De esta manera, las energías negativas que vamos acumulando dejan de tener tanta importancia, olvidándonos de ellas por un rato.

reír a diario

Igualmente, el sentido del humor nos invita en cualquier circunstancia a ver las cosas desde otra perspectiva. Así, conseguimos que los obstáculos se conviertan en retos que tengamos ganas de superar. El miedo se reduce mientras la inspiración crece. Es cierto que son muchas las personas que juzgan a quienes utilizan este tipo de herramientas para superar problemas, pero no debemos acomplejarnos porque lo importante es ser práctico y apostar por aquellos hechos que nos hagan la vida más fácil.

Además, podemos conseguir que aquellos que nos rodean se relajen porque la risa suele ser contagiosa. Compruébalo, si tienes oportunidad, en la oficina. En un momento de tensión, haz una broma o incluso ríete sin razón aparente como si un recuerdo gracioso hubiese aterrizado en tu mente de repente. Notarás cómo el ambiente se calma por momentos.

Mejora la presión arterial

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el estrés debilita el corazón. Muchos ataques cardíacos nacen en un momento de ansiedad o nerviosismo excesivo. Pero, el hecho de reír provoca que la circulación de nuestra sangre se reactive y aumente la oxigenación. Por ello, el músculo se vuelve más fuerte, consiguiendo prevenir enfermedades.

Oxigena el sistema respiratorio

Cuando reímos, oxigenamos los pulmones, limpiamos el sistema respiratorio de aire residual y existe la posibilidad de revertir episodios de asma.

Fortalece el sistema inmunitario

Reír también tiene como consecuencia que la inmunización de nuestro cuerpo aumente. De esta forma, este se siente más fuerte y puede hacerle frente a los virus de manera efectiva.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario